Renacimiento

jueves, 3 de noviembre de 2011





Siento la tierra que me sostiene rozando mis plantas, mis pies quieren vivir,
van cayendo los últimos trozos de hielo que sitiaban una caverna en mi pecho.
Me despierta el abrazo de la vida tiñendo de calidez mis manos…manos que quieren acariciar, reir, danzar...

2 comentarios:

iris dijo...

Me gustaria que escribieras más a menudo, porque disfruto leyendote, aunque prefiero poco que nada. Gracias por traducir sensaciones. Besos y un cálido abrazo para que si queda algo de hielo se derrita por completo.

Clematide dijo...

Gracias Iris, por tu estímulo y cálido abrazo...así no hay hielo que se resista!!!

Diseño por Open Media | A Blogger por Blog and Web